Aún percibo tu aroma
el aroma de tu piel aun respiro
una poca de tu esencia llevo dentro
y mi corazón palpita y muere lento

No, no miento
tu belleza me cautivó
y me envolvió en un frío eterno
despertó un sentimiento casi muerto
para poder decirte hoy, que te quiero

Y no me arrepiento
casa segundo a tú lado, me sentí encantado
cierro mis ojos y recuerdo tus labios
un oasis de sensaciones desbordadas
unas mieles del todo sagradas
me hicieron sentir que después de ellos no había nada

Puedes notar que tiemblo si te miro nada más
me pones nervioso cuando me atrapan tus ojos
siento que mi alma desfallece gustosa
y que deliran en mi estómago las mariposas.